Colección Voyeur

Martes 12 de Mayo de 2009
El Erotismo

Una forma de recrear la vida sexual de la pareja es a través del erotismo, de la fantasía que generan las texturas, los colores, los ambientes y los sabores. Aquí, algunos consejos para estimular la imaginación
Cuando hablamos de erotismo, nos referimos a todo lo que aparece como sexualmente excitante. Tal es el caso de la pornografía, palabra que tiene una connotación degradante, y cuyo fin es excitar al espectador de la misma.
Aunque no sea su intención, es claro que ésta despoja al sexo de la intimidad emocional necesaria. El erotismo recrea la vida sexual de la pareja, siempre que cada uno incluya dentro lo que desea.
Refiriéndonos a las prendas eróticas, la idea es seducir y estimular el deseo de nuestra pareja, pero se vuelve más interesante cuando la seducción se torna un juego preliminar al acto sexual. El impacto visual que produce la textura, el color y la forma genera una impresión que activa el funcionamiento sexual.
Pero lo más interesante es el rol que juega la fantasía en este proceso. La imaginación es rica y artística, por eso las parejas la utilizan para evitar el deterioro: algunas situaciones, acciones, actividades y disfraces permiten crear un escenario propicio que dé curso a la escena sexual.
En general, son las mujeres las que inhiben sus fantasías sexuales, y sólo utilizan los disfraces para estimular a su pareja, o prueban con distintas prendas que los inviten a intimar. Los hombres, en cambio, se resisten a vestirse eróticamente.
La ropa ajustada o de cuero no suele ser vista en nuestra sociedad como una modalidad viril masculina. Sin embargo, últimamente los varones deportistas han comenzado a mostrar sus formas, en un intento de realzar su musculación, la que resulta sumamente erótica para muchas mujeres.

El erotismo también incluye el ambiente que se crea para la intimidad sexual, desde la iluminación, hasta los olores que emanan de los cuerpos y el espacio, junto con los sonidos de fondo y los tonos de la voz. Así, queda claro que el erotismo encierra todo aquello que sea perceptible a nuestros cinco sentidos, y también el lenguaje del cuerpo, como posturas, estilos para caminar, movimientos, gestos y miradas.
Cuando hablamos de la actividad sexual y, por sobre todo, de tener una buena relación sexual, muchas veces sólo nos concentramos en la estimulación o en el tiempo que le dedicamos a la interrelación, obviando lo indispensable que es poner atención al erotismo, agudizando nuestros sentidos y mejorando los canales para poder transmitir de forma clara la señal.
Si los amantes comenzaran por erotizarse desde lo visual, auditivo, con el contacto, etcétera, sería mucho más sencillo aumentar la excitación. Esto se comprueba cuando una pareja consulta por falta de deseo sexual, y no se evidencian síntomas clínicos que expresen una enfermedad orgánica. Entonces, la disminución del deseo se asocia a la falta de estimulación y erotización del vínculo, que lleva a la pareja a una conducta rígida y estereotipada que crea la rutina.
El erotismo cumple la función de inventar modos de interrelación diferentes para volver a alimentar el vínculo cuando se terminó la pasión de los primeros tiempos. Aceptar todo aquello que renueve la relación y aumente el deseo es una forma de resolver un conflicto que, tarde o temprano, se presenta en la pareja en forma inminente.
Reavivar la relación utilizando la imaginación sería sumamente beneficioso para aumentar el deseo sexual.
En algunos países existen escuelas para recrear el erotismo, trabajando sobre las distintas maneras de seducir. Éste debería ser un trabajo específico de cada pareja desde el cortejo, para construir un hábito en la forma en que se interrelacionan. Digo en cada pareja, porque no todas se relacionan de igual manera, ni los erotiza lo mismo, lo que implica que cada persona debe incorporar sus fantasías al juego sexual, de acuerdo a los gustos y preferencias, y siempre respetando las posibilidades reales del otro/a para llevarlas a cabo.

Foto: Cortesía & © by Maurizio Melozzi

© by Sandra Lustgarten 2009

 
Publicado por Sandra a las 05:00

Respuestas
12 Mayo 2009 - 10:48
Enviar un emailÁngel
Sandra:Interesante tu tema de hoy. En el gimnasio abundan los cuerpos contorneados, medio desnudos o con ropas... Me gustan las Sungas para ellos!!! Deleite para nosotras... Lucen tan fibrosos... Me gusta lalencería erótica sexy y fina ... corsettes, conjuntos y línea de cuero ecológico;=)para nosostras. Pero no me gustan para ellos. No los chicos Cuero...Me los imaginos enfundados en cueros-travesti&gay- Aunque a la hora de aumentar la excitación todo vale... ... Sobre gustos (y ropa) no hay nada escrito;=) Besossss Os quiero a todos!!! Ángel
12 Mayo 2009 - 11:42
camilo
Sandra:El erotismo no pasa por eso. Mi erotismo pasa por la ausencia, por el hueco de la almohada. ... Pornografía y erotismo corren por cuerdas separadas. ... Existen culturas donde la sexualidad no tiene un status pecaminoso. Si nos fuéramos a definir erotismo desde una perspectiva poética tenemos lo que dice Octavio Paz que te puede llevar a la vida y a la misma muerte, y quizá tenga razón pues bien usado te hará tocar el mismo cielo, te acercará a el o bien te puede poner ante un abismo interminable, lleno de soledad y de la misma muerte porque el amor es más que una simple situación erótica y sexual. El amor como muchos autores afirman es el poner toda nuestra atención en una sola persona, y por ello por definición el amor es fiel pues todo la energía se concentra en ese ser que te hace perder el aliento, no puede distorsionarse si en verdad existe el amor. Pero ¿qué pasa cuando el amor se basa solo en el erotismo?, ¿crees que sea suficiente?, pues la respuesta es un NO porque una relación o un matrimonio basado sólo en el "amor erótico" es una "relación de alto riesgo" que "antes o después lleva al divorcio", según el psicólogo Manuel García, quien defendió la necesidad de basar los vínculos amorosos en un "amor verdadero" que permita una relación de pareja larga y satisfactoria., y para esto se tendría que involucrar una serie de factores como los ya mencionados. Básicamente hay que encontrar un equilibrio en la relación de pareja, pues aunque el sexo y los juegos preliminares son importantes para el crecimiento de una pareja no son lo esencial, pues se requiere más, un compromiso verdadero, un interés real, y el saber que puedes dejarte caer y ahí va estar él o ella con toda seguridad para no permitirlo, porque el verdadero amor va más allá. Claro que también habría que considerar que quieres en la vida igual y buscas solo una relación momentánea sin grandes compromisos o lazos en el que el erotismo fuese el protagonista si es así no hay problema, pero si lo que pretendes es encontrar realmente a una pareja que te complemente , que te apoye y en él se cultive el amor entonces ojo, porque el erotismo no lo es todo. (Ambriz) Camilo

Tamaño de letra
Sindicación
Publicaciones
Publicidad
 
 
Categorías
Enlaces